FANDOM


Opening - IMVU ShinobiRP-002:00

Opening - IMVU ShinobiRP-0

BARRA49

Click en play para escuchar el ambiente del capítulo

Rain akatsuki

Ambiente


Shima no Kazan, Guarida Akatsuki...

GUARIDA LLUVIOSA

Carrie luego de su misión completamente exitosa en Tsuki no Dokutsu y luego de el cómo le contó a su compañero de equipo su pasado pensó dudosa de si realmente podría confiar en él. Ésta movió ligeramente la cabeza disipando sus pensamientos y fijó su mirada rosa pálida intentando concentrarse en unos pergaminos que había encontrado en la biblioteca de la Guarida sobre unas plantas muy extrañas que crecían en un lugar llamado "Mirāburiji Okurisaki" (Puente Espejo del Destino), Fijó su brazo izquierdo en una libreta cuya tapa le hacía recordar lo oscuro del lugar y el sonido de la lluvia incesante sobre la guarida que resonaba un poco en las vacías salas de ésta. Dejó escapar un suspiro quedo mientras empapaba en tinta un pincel fino y abría la tapa de la libreta anotando las características de las plantas que crecían en ése lugar, algo curiosa por tomar unas muestras de éstas. Sintió una ráfaga de viento remover sus cabellos dorados y su kimono convencional negro de algodón cuyo corte le llegaba más arriba de de la mitad de su muslo derecho que le permitía hacer todo movimiento con su cuerpo "Karazu-sama"...-Dijo con voz apaciguada- "No lo esperaba tan pronto"...-Agregó sin dejar de escribir y dibujar las formas de las plantas-.

Karazu permanecía profundizado en sus pensamientos, algo lo inquietaba y lo hacía dudar. Expresaba incomodidad y fastidio en su rostro mientras escuchó unos pasos acercarse hacia él y volteó para observar, se trataba de la Kunoichi Carrie, puso atención en ella para ver lo que estaba haciendo y cerró sus ojos por un momento para decir con una leve sonrisa "Así que anduviste caminando alrededor del puente espejo… Te gusta el peligro…" ¿Has encontrado algo interesante además de las plantas somníferas que existen a los alrededores?

"Sólo que el ambiente se siente algo pesado... ¿Está seguro de quiere mantener ese lugar bajo su mano?"

-Pregunta de manera inquisitiva mientras que observaba esos ojos naranjas que éste poseía, no le convencía del todo ese lugar-.

Karazu: "Investigaremos a fondo ese lugar.. Hay muchas cosas por descubrir.. Pergaminos secretos.. entre otros artilugios que podrían estar ocultos allí" Agregó mientras frotaba con su mano izquierda su cien frunciendo un poco el ceño, moviendo de un lado a otro su cabeza como si la chaqueta bajo su coraza le apretara-

"Karazu-sama...¿se encuentra bien? 

-Preguntó al ver los movimientos en señal de que algo le molestaba sin cambiar su semblante, pero manteniéndose alerta a cualquier reacción de éste-. 

Karazu -suspiró profundamente mientras usando dos dedos de su mano derecha estiro hacia abajo un poco el cuello de su chaqueta pudiéndose notar en su piel pálida, a una altura por encima de los pectorales un líquido negro azabache que fluía y bombeaba por sus venas- "Sí, estoy bien…Aprovechando esto.. Creo que serás la primera persona que me traerá una muestra... específicamente de una fuente de agua que se encuentra al final del Mirāburiji Okurisaki…" Le dijo en un tono seco de voz-

Carrie: -asiente levemente entrecerrando sus ojos observando aquél flujo azabachado que emanaba de su pectoral- "¿Cuándo debo partir?"...-Pregunta para evitar perderse un mísero detalle mientras guarda la libreta en su box trasero con su diestra-. 

“Tienes cuatro días para llegar hasta allá y regresar...” -Aquella protuberancia se iba extendiendo por las manos de Karazu, las cuales comenzaron a temblar un poco, pero rápidamente éste las mete en sus bolsillos apretando un poco sus dientes. "Solo un frasco de esa agua... Será suficiente...”  

"De acuerdo"... -Agrega dando una ligera reverencia y sale de la habitación rumbo a la suya a recoger el equipamiento que necesitaría, incluyendo una máscara para evitar el contacto directo con el polen que según tenía efectos alucinógenos, su indumentaria y una serie de frascos cuidadosamente guardados en su box, 30 Shuriken, 20 Kunais, 15 Senbons envenenados, píldoras de Chakra y Soldados modificados por ella y sus preciadas Katanas amarradas firmemente en su espalda. Ya cerciorándose de que tenía todo calculado, cargó Chakra a sus pies a una velocidad de 200 km/h bajo esa lluvia incesante. Llegó hasta la costa de Shima no Kazan activando uno de los sellos de tele transportación que tenían a su vista en un árbol muerto de la zona concentrada en el lugar de destino desapareciendo en una especie de ceniza-.

 

Kaito dormía a pierna suelta con el torso desnudo y un pequeño pantalón que también le servía de ropa interior más una sábana posada por encima de su cadera, se sentó en su cama y se rascó la cabeza de una sola vez como si una especia de sexto sentido gritase su nombre. Acto seguido se estiró y se levantó de la cama, se rascó su nalga izquierda y tras esto se empezó a vestir como cada mañana, su armadura normal, sin olvidar su bandana negra y el saco de Akatsuki. Acto seguido salió por la puerta de su cuarto aun con pose perezosa, toca la puerta de Carrie repetidamente para comprobar que esté, al ver que no responde la abre viendo que no hay nada, la cierra y pega un largo suspiro de hastío. Se dirigió hacia arriba notando la colonia que ella solía usar. Despliega su Sharingan de tres aspas para así poder vislumbrar en qué dirección iba aquel rastro, simplemente se había esfumado. Tras esto intentó percibir su rastro más allá de lo que su Sharingan le permitía, así que usando su Rinnegan pudo hallarla. Mirāburiji Okurisaki... Ya conocía aquel lugar, para alguno de sus compañeros había sido una especie de iniciación que Konoha los últimos años le imponía a sus Anbus. Acto seguido usando su Kekkei Genkai de velocidad tomó su sombrero de mimbre colocándoselo. Así fue como desapareció de la guarida dejando una fuerte ventisca tras él. Al  llegar allí sin apenas haber usado Chakra de su cuerpo no sufrió a penas desgaste, el Rinnegan le permitía absorber Chakra natural y convertirlo en Chakra interno, al llegar lo desactivó, activó el Sharingan de tres aspas siguiendo las huellas de su compañera.-

Koto

Ambiente


Costas de Tsuki No Dokutsu

La Chinoike apareció cerca de la costa de Tsuki no Dokutsu , con el simple hecho de rodear el mismo a unas millas más adelante podría encontrar el Puente Espejo del Destino. Suspiró un poco por la pérdida de Chakra por el sello de tele transportación instantánea. Su diestra viajó a su box y sacó una píldora de Chakra llevándosela a la boca masticándola lentamente, mientras que, con su izquierda se amarra una máscara para evitar al mínimo la penetración de ese polen que contenían las plantas de ese lugar según leyó en los pergaminos de investigación de Keldan. Con la ayuda de las ramas de los árboles daba saltos a velocidad de 90 km/h dando suaves golpeteos debido a sus botas negras y su mirada con vista al frente con semblante serio mientras que en su mente se vio la imagen de ese líquido que se veía espeso como la propia sangre...Como si tuviese una Septicemia. Entrecerró sus ojos mientras que la velocidad del viento que cortaba a su paso movía sus cabellos y su Jingasa de color  negro junto con su bata distintiva de Akatsuki...Vio como el ambiente iba sumido en una especie de neblina verduzca dando señal de que estaba cerca. Baja de la última rama del árbol aterrizando de pie enderezándose un poco mientras que colocaba sus más de 5 sentidos en guardia a cualquier situación que se presente. Ocultó su Chakra para pasar un tanto desapercibida entre las ruinas que tenían fácilmente más de un Milenio que fueron construidas, Carrie vio en los alrededores del puente a 5 metros las raíces y decidió tomar unas cuantas ya que leyó que eran el único antídoto para el polen, sacó rápidamente agua de su pequeña cantimplora y buscó leña para hacer un pequeño fuego. Colocó una cuenca pequeña resistente junto con el agua las raíces y las puso a calentar hasta su punto de ebullición. Cuando el agua se coloró de un color marrón, sacó de su box derecho 4 jeringas y las llenó por completo dejando la cuenca vacía. Apagó el fuego con un poco del agua que quedó en su cantimplora y guardó en su costado izquierdo las jeringas dentro de un empaque especial firmemente ajustado su Vasto anterior izquierdo. El hedor a muerte era algo insoportable mientras ésta deambulaba a buscar dicho puente y al verlo a la lejanía se detuvo en seco al sentir una ráfaga de viento antinatural.

 

Puente destino
Caminaba siguiéndola muy de cerca (unos 10 m.) sin siquiera ocultarse para ver cuánto tiempo Carrie tardaría en darse cuenta.<p class="MsoNormal" style="text-align:justify;line-height:150%">Kaito...Desde aquí se nota el cómo necesitas un baño...-Dice en todo medio burlón volteando su cabeza mirando hacia atrás por encima de sus hombros esperando la llegada de su compañero-.                       

Kaito: Hm, es que espero a que me lo des tú. -Le contestó y se empezó a reír debido a que sabía o presentía la reacción que aquello provocaría en ella.- ¿Te vas sin decirme nada? eso es de compañera mala. -Se ríe llevándose las manos hacía su nuca.-                       

Carrie: -Ésta se sonroja un poco y deja escapar un suspiro cerrando sus ojos mientras aquél tinte rojo desaparecía casi instantáneamente de sus mejillas- Karazu me pidió una muestra de una fuente de este lugar...-Respondió volviendo a su semblante serio mientras su cabeza giraba y comenzaba a deambular hacia el Puente tomando las previsiones posibles por el polen, su mano izquierda viajó a su box de su muslo y palpó las jeringas suavemente para evitar que se rompiesen-.                       

Kaito: ¿Qué es eso? -Usando su Kekkei Genkai de velocidad fue tan rápido que apenas se percató de una piedra tras Carrie, cayendo dirección a esta a unos 300km/h.-

La chica cae por efecto de la velocidad de su compañero cae de costado mientras se escucha el resquebrajar del vidrio de las jeringuillas manchando su pantalón dejando una Mancha aceitosa  que humedecía casi todo su muslo, le miró con molestia y se levanta- ¿Has visto lo que has causado?...-Le mira de manera asesina-..

Kaito: Yo...Yo...Lo siento solo jamás había visto algo así...

Carrie: Olvídalo...-Le dijo sin dejar su semblante de molestia, no tenía más jeringas para poder hacer otra carga de antídoto, chasquea los dientes al sentir el aceite sobre su muslo que al contacto con el aire le daba como una capa protectora (No sé qué efecto tendría si la piel lo absorbe)...-Piensa mientras que deambula- La próxima vez ten cuidado, iré sola, tú quédate aquí -Le ordena con voz seca mientras que no detenía su andar-.

Kaito: No dejaré sola a mi compañera, me arrancaría la cabeza si te pasase algo. -Se ríe persiguiéndola.-

Carrie: -Le mira con semblante más serio que antes mientras a la vez aduce su brazo derecho como en señal de que se detuviese- Kaito...Tengo que hacerlo yo...Tengo que demostrarle al viejo el por qué me salvó...Agradezco tu ayuda...Pero tengo que hacerlo...Sola...-Agregó con tono apagado en su voz mientras que volvía a deambular-.

Kaito desaparecía ante sus ojos, ocultando su Chakra y usando el Kekkei Genkai “Cuerpo de Niebla”, perdiéndose en todo aquel ambiente.

Itachi

Ambiente


Puente destino 2

La chica seguía adentrándose hasta llegar al puente de unos 4 metros de largo, entrecerró los ojos un brillo extraño en ellos mientras que sus pies aumentaban un poco la velocidad de su andar, justo en frente de ella apareció el fantasma de su madre, quien la miraba con una decepción muy grande pintada en su rostro mientras que su kimono azul celeste se encontraba manchado en sangre, justo por donde la Katana de su padre la atravesó Asesina... yo te lo di todo y tú... Tú me mataste.                       

Carrie: -parpadeó un par de veces sorprendida- O... ¿Oka-Sama?...-Dijo atónita-                       

Justo después apareció el fantasma de su amado con un semblante oscuro, ocultaba su mirada oscura bajo ese cabello castaño.- Y yo... solo me preocupé y eso fue lo que obtuve…- Dijo mientras alzaba su vista dejando ver sus ojos perpetrados en odio.                     

Carrie: Kyosuke...-Susurró sintiendo cómo su corazón se encogió un poco, chasqueó los dientes mientras seguía con su andar-.                         

Apareció la gente del castillo musitando cosas a su alrededor “¡MONSTRUO! “¡ASESINA!” y dándole la espalda junto a su madre que la miraba con un asco terrible en su rostro.      

Carrie: Miraba a su alrededor mientras intentaba abrirse algo se paso con la cabeza gacha entre la multitud, sus pies aceleraron un poco el paso mientras que intentaba hacer oídos sordos de los insultos, sus labios temblaban un poco al igual que sus manos abriéndose paso entre éstos. Una mano se colocó en el hombro de ella y lo tomó, sin decir nada, era Kaito, esa era la manera de hacerle saber que estaba junto a ella. La risa del padre de Carrie se escuchaba por todo el lugar riéndose de la desgracia de su hija.                       

Carrie: se colocó la mano izquierda sobre su hombro palpando la mano que estaba apretándola un poco mientras se abría más paso entre las personas quienes la miraban con asco y otras se volteaban evitando verla (Esto no puede ser real...No es real...) -Se repetía en su mente-.                       

Tú puedes, Carrie, sino serás una miedica -Musitó Kaito para sacar su lado  competitivo mientras que todo el escenario se repetía mientras los insultos iban a más. No sé cómo pude crear semejante monstruo –Decía la madre de la Chinoike mientras la seguía mirando con repulsión mientras que la Kunoichi caminaba a pasos rápidos teniendo la vista al suelo un poco trastornada, a los 10 segundos apareció Kyosuke con la misma cara de repulsión marcada en su rostro- Enamorarme de un bicho raro como tú... debí quedarme solo.                       

La Chinoike jadea un poco activando involuntariamente su Ketsuryūgan mientras que su compostura se restablecía un poco como si un deje de determinación se hubiese apoderado de ella. No iba a dejar que esto la detuviese de su objetivo. Las palabras que les decían le dolían hasta el fondo de su corazón, pero tenía que ser fuerte, el aceite que estaba en su muslo izquierdo estaba siendo absorbido por su piel. Tendría que llegar al músculo para que tuviese efecto casi inmediato debido a que éste viajaría por las redes nerviosas hasta su Sistema Nervioso Central mientras que aquellos fantasmas desaparecían, iban y venían, empezaban a gritar desgarradoramente  mientras que la chica corría hacia el frente con el ceño fruncido, sus labios se encontraban temblando y en una línea fina. Faltaba muy poco para que volviese a su estado normal.

Tumblr static tumblr static 81zc4uflouo84gg800gwow8w4 640
Aquellos fantasmas desaparecieron totalmente pero antes regalándole a Carrie la imagen de muertos vivientes que había causado la descomposición de su cadáver. Los ojos de la rubia  casi se desorbitaban de sus cuencas casi que sentía el olor Fétido de sus cadáveres mientras que la neblina se fue disipando dejando ver el otro lado del puente, la chica quedó en seco mirando al frente con pequeños quejidos mientras sus ojos miraban en pánico hacia al frente.

D5f0820f91c93147ea9fcded47e0763e13421b5d hq
-Vamos Carrie, es solo una ilusión, tu puedes. -Dijo Kaito nuevamente desde la niebla que los rodeaba.-

Carrie: dio un respiro profundo y sus párpados se entrecerraron, sus pies la llevaron hasta el final del puente. El antídoto ya había pasado hasta el músculo pasando por sus redes nerviosas y estableciendo su plano real poco a poco.                       

Kaito: -estaba en el otro lado del puente imitando una pose "sexy” al final del puente tirado en el suelo como quién toma sol.- ¿Ya era hora?                       

cae de rodillas jadeando un poco, fue una carga emocional demasiado fuerte. Kaito se le acercó tendiéndole su mano.- Vamos, no es momento para descansar.                        

La chica agarró su mano con su diestra enderezándose mirando al suelo ocultando su mirada gracias a su Jingasa, su cuerpo seguía tan tenso como una cuerda, comenzó a deambular tras soltar el agarre de sus manos.                       

Kaito: Oh vamos, ¿ni una mueca?                       

La Kunoichi alza su vista mirándole con ojos opacos, producto de la lucha interna por las escenas pasadas, estaba más pálida de costumbre y vuelve a deambular pasando por su lado como una corriente fría que podría causar escalofríos.                       

El Hirasaka suspira y va tras ella con cara larga.- Ni que fuera para tanto ese puentecito...                       

Se detuvo en seco al ver la fuente que estaba a unos 3 metros de distancia donde la neblina verduzca se podría ver disipada, entrecerró los ojos y siguió deambulando, sus zapatos hacían un poco de ruido debido a piedrecillas sueltas por el camino, se agachó en la misma observando su reflejo en la pequeña laguna que éste formaba, sus músculos faciales no mostraban contracción alguna, pasa su mano derecha detrás suya bajo la capa de Akatsuki sintiendo el roce de la tela del mismo causando que se arrugase un poco debido al levantamiento por el dorso de su mano, mete la misma dentro de su bolso sacado 4 frascos agarrados firmemente en sus espacios interdigitales. Acto seguido, los pasa frente suya y con sumo cuidado sin tocar con su mano o sus dedos el líquido colocando la boca de los frascos causando en la pequeña laguna un movimiento de onda alterando el estado de reposo en ésta, hizo lo mismo con los otros frascos, cerrando herméticamente éstos y regresándolos a su box cuidadosamente posicionados en un bolsillo interno resistente a golpes o tropiezos, se levanta de la posición de cuclillas y dando un giro sobre sus talones levantando un poco de polvillo mientras el crujir bajo sus botas se hacía presente deambulaba hacia el otro lado evitando el Puente. Calculaba que el efecto de las raíces en su organismo era de más o menos 10 minutos si se colocaba de manera tópica, si fuese intramuscular sería entre 3 o menos debido a la superficie de contacto de ésta.                       

Kaito la mira sin hacer nada más simplemente mirarla extrañado por semejante actitud antes de que él está acostumbrado a su actitud  amable y cariñosa.

¿Puedes usar tu Kekkei Genkai de velocidad para sacarnos de aquí?...- Decía la chica mientras detenía su andar, su voz sonó apagada, sin vida, casi como si la muerte estuviese hablando a través de ella-.                   

Kaito: Más que eso.. -Activo su Mangekyo para absorberla a ella y luego a él haciéndola aparecer en la guardia acto seguido cerró su ojo izquierdo con el cual lo activó, para desactivarlo y que no le ocupase más Chakra.-                       

La chica simplemente deambula hasta la planta de arriba, su mirada se mantenía igual fría hasta el escritorio donde se encontraba Karazu mirando el ventanal admirando la lluvia, coloca los frascos haciendo un pequeño ruido en el material de la madera- Aquí tienes...-Decía con voz apagada mientras fijaba su vista en la espalda cubierta por la armadura oscura.

Karazu: -gira cabeza levemente hacia atrás observando a Carrie con un aura completamente diferente a la que tenía antes de partir a su misión, bajó un poco su mirada para visualizar los frascos que le pidió y sonrió levemente-  No ha sido fácil ¿Eh?...    -Caminó hasta posicionarse frente a Carrie y la tomó de los hombros-  Creo que será mejor que suspendas actividad por un tiempo, hasta que te sientas mejor...- Tomó los frascos y empezó las escaleras para ir a la planta baja, dirigiéndose a la puerta principal para salir- .

No hace falta Karazu-Sama -Susurró Carrie antes de que éste pudiese colocar el pie en el primer peldaño de la escalera, su mirada se encontraba mirando al frente al ver cómo la lluvia humedecía los grandes ventanales de la guarida-.

Karazu ladeó la vista un poco por encima de su hombro unos segundos y siguió pisos abajo directo a la salida de la Guarida. Tras esto, la Chinoike giró sobre sus talones y se aproximó a las escaleras, bajando éstas mecánicamente mientras sus sandalias hacían un poco de eco en la guarida por el golpeteo del ligero tacón sobre la piedra de cada peldaño de la escalera. Observó a su compañero de misiones con ojos opacos.

Kaito: ¿Ya podrías dedicarme una sonrisa? ¿No? ¿Nada? ¿Ni un gracias? -Se apoyaba en la puerta que daba paso a los cuartos.-                       

CarrieGracias...-Dijo de manera apagada mientras abría la puerta de su habitación sin dirigirle la mirada cerrándola suavemente-.                       

Kaito: Carrie...- Susurró al verla ingresar a su habitación-.

"El miedo es un sufrimiento que produce la espera de un mal"-Aristóteles.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.