FANDOM


Opening - IMVU ShinobiRP-002:00

Opening - IMVU ShinobiRP-0

BARRA49

Click en play para escuchar el ambiente del capítulo

Ancient

Ambiente


Snow

Primera Día de la Adaptación

Levantándose de la cama, la joven Mireyu noto un descenso del dolor anuqué este permanecía hay punzante en menor grado que durante la noche, estando en el baño tomando su aseo, noto que las piernas la flojeaban haciendo que sus rodillas de doblaran un par de veces involuntariamente cosa que la achaco a no haber dormido nada en toda la noche, tras asearse fue a la cocina a tomar el desayuno, al entrar en la cocina se sorprendió al ver que su madre Keldan estaba en casa y que el desayuno estaba listo para ella.

Mireyu: (sorprendida) Mama ¿Ocurre algo? Es raro que estés en casa tan temprano

Keldan: ¿temprano? Mireyu son casi las 8 de la tarde, te la has pasado todo el tiempo dormida desde anoche que te acostaste.

Mireyu sorprendida más aun por las palabras de su madre se sentó a comer algo, sin entender nada porque creía que no durmió nada la noche anterior, tras comer algo y siendo las horas que eran no se quito la ropa que usa para dormir y salió al jardín a ver el atardecer, el sol casi escondia en el horizonte con un tono rojizo, la joven lo observa el atardecer, con una pieza de fruta en su mano derecha, lleva los dedos índice in pulgar de la mano izquierda a su boca para dar un silbido, característico con el que sus cuervos normalmente aparecerían, pero en ese momento ni uno solo de ellos acudió a su llamada, inquiera por sus mascotas mira fijamente al horizonte, pasando varios minutos escudriñando el cielo, el sol ya se oculto en su totalidad y la luna se coronaba majestuosa en el firmamento, cuando la joven fijo si vista en la luna, esta se torno roja como la sangre, de forma gradual fueron saliendo primero  una aspa después dos y por ultimo una tercera como si la luna fuera un Sharingan, (un genjutsu) pensó la joven asustada.

Luna
Algo frío se poso sobre la frente de la joven, esta no entiende nada, está en la cama, delante de ella sentado en la cama se encuentra Karazu y también su madre en pie al otro lado de la cama, casi sin fuerzas solo logra estirar su mano hacia su madre, Keldan permaneció seria con su rostro lleno de cicatrices y tomo la mano de la joven, Keldan y Karazu hablaban entre ellos pero la joven no lograba escuchar bien que sucedía.

Karazu: Quédate junto a ella y si algo en el peor de los casos ocurre .. hasmelo saber..

Keldan: así lo hare

Segundo Día de la Adaptación

En el segundo día después de que fuera impuesto el Ki Shinobu a la joven Mireyu, esta no pudo moverse de la cama ni por propia voluntad, el sello ardía y dolía como nunca antes, haciendo que la joven se retorciera de dolor en la cama, bajo la atenta mirada de su madre, que si por un lado estaba segura de que la joven lograría pasar la adaptación no dejaba de mirarla con preocupación, observando el sello de cuando en cuando Keldan se da cuenta que las espirales de este a cada tanto cambian de posición, cuando fue a dar de comer a Mireyu la despertó y se dio cuenta del Sharingan de la joven estaba activo de manera involuntaria y permanecía activo no como el día anterior que aparecía y desaparecía, después de comer Mireyu comenzó a revolverse en la cama sufriendo una Profunda pesadilla…

Jhonny-As-7ONZ4cDsN-b
Una mañana de tantas otras Mireyu se preparaba su entrenamiento que cada mañana hacia con sus cuervos, típico de ella, era una mañana fría el roció se acumulaba en las hojas de los árboles y de los matorrales, su zona de entrenamiento estaba comenzando a ser bañada por los primeros rayos del sol, colocándose en el centro respiro profundamente, disfrutando de tan hermosa mañana, lleva puesto su sombrero y su capa negra con el símbolo de su clan, capa que ella misma fabrico y bordo los símbolos y una llamas blancas en las mangas y parte baja de la capa casi uniendo los símbolos Uchiha que estaban en los extremos, coloco el sombrero en uno de los postes que hay en la zona de entrenamiento, retirando un poco la capa saca de su bolsa su ocarina, ocarina fabricada por su hermana mayor Radama la cual la tiene mucho cariño, la ocarina refleja la luz del sol dándola un color blanco puro, Mireyu acerca la ocarina a sus labios y comenzó a tocar una pieza musical con la que llama a sus cuervos (es hora de entrenar)

Mientras toca la pieza y llegan sus cuervos recuerda a su hermana que hace mucho que no tiene noticias de ella, desenado que donde quiera que este se encuentre bien, habiendo llegado ya todos los cuervos comienza el entrenamiento, todo parece ir como cada día algunos problemas de coordinación entre ellos pero dado frutos, Mireyu se percata que uno de los cuervos esta posado en el poste donde coloco su sombrero, la joven se acerca al cuervo para reprenderle, pero cuando se acerca ve que los ojos de este cuervo brillan en un rojo intenso, sus demás cuervos comienzan a graznar todos de forma enloquecida haciendo un sonido ensordecedor, la joven solo puede llevarse las manos a los oídos y ve como todos los cuervos se arremolinan alrededor de cuervo que hay en el poste, de pronto se hace el silencio y el sol deja de brillar, todo se vuelve de un tono rojo velado, sin rastro de sus cuervos recoge el sombrero del poste y se dispone a colocárselo en la cabeza, cuando lo levanta ve en el porte una marca que nunca antes estuvo hay era una espiral circular, de pronto esta comenzó a girar como si de un shuriken se tratase saliendo del poste y dirigiéndose a la joven  que sale corriendo adentrándose en el bosque cercano, vuelve la cabeza de cuando en cuando para ver si esa extraña espiral aun la sigue en una de estas veces pierde la visión de la rama donde iba a posar sus pies y cae al suelo, pero antes de caer es cogida en brazos por una figura masculina que le resulto familiar, mirándole mejor se da cuenta es Karazu, pero algo raro ocurre con él, sus ojos.. Son igual que los de aquel cuervo, trata de zafarse de sus brazos pero cuando toca el suelo, Karazu pone sus cinco dedos en la espalda de la joven, creándose un torbellino que la absorbe y cae en una oscuridad total.

Tercer Día de la adaptación

Tension

Ambiente

Al medio día del tercer día, Mireyu despertó, al menos en apariencia, se levanto con la mirada perdida, una expresión en la cara fría como si de un cadáver se tratara, Keldan que se encontraba en casa, fue hacia ella para llevarla de nuevo a la cama diciéndola, “vamos Mire aún es pronto para que te levantes”, pero al acercarse a la joven esta emitió un chakra con gran fuerza que hizo caer a Keldan al suelo, entonces

Keldan se fijo mejor en la mirada de su hija menor.

Keldan: ¡esta dormirá! Y aun así tiene tanto chakra en ese estado, debe de ser cosa del Ki Shinboru, estará en una pesadilla o alucinación

Unos minutos antes…

Mireyu: ¡por fin una luz!

La joven sale corriendo hacia esa luz cuando sale a la luz, sus ojos se resienten pues ya están habituados a la oscuridad, cuando estos se acostumbran de nuevo a la luz se da cuenta que está en su casa pero no hay nadie, mira bien a su alrededor y ve una mujer de espaldas a ella con una larga melena blanca, pensando que es su madre se acerca para abrazarla, pero la mujer se da cuenta y voltea hacia la joven, lo que Mireyu ve no es a su madre si no una criatura con largos colmillos y una piel rugosa…

Keldan: Mire hija despierta… no responde a mi voz

Mireyu: Tú no eres mi madre maldito engendro

Keldan rápidamente agarra su vieja katana, la misma que hoy día usa Mireyu,  de un rápido movimiento se palnta detrás de su hija para darla un golpe con el mango en la nuca y dejarla K.O, pero en el momento del golpe su hija se hace a un lado agarrándola del cuello y levantándola unos centímetros del suelo, Keldan deja caer la katana sorprendida por la fuerza de su hija y dice “lo siento hija esto te dolerá” dicho esto Keldan estira sus manos acumulando chakra del tipo raiton, que se ve claramente a simple vista como salen chispas y pequeños rayos de las palmas de sus manos, colocándolas en el brazo de su hija está en pocos segundos cae al suelo y Keldan la lleva de nuevo a su dormitorio acostándola en la cama…

Minutos antes…

Criatura: Mire hija despierta…

Mireyu: Tú no eres mi madre maldito engendro

La criatura se mueve a una gran velocidad situándose detrás de Mireyu, sin saber muy bien cómo logra moverse y girarse para agarrar a la criatura por el cuello levantando a la criatura unos centímetros del suelo, la criatura parece sorprendida por el movimiento de la joven pero no se da por vencida estirando sus garras comienza a salir chispas y pequeños rayos de esta que pone el en el brazo de la joven sin que esta pueda evitarlo cae al suelo.

Cuarto Día de la Adaptación

Tension

Ambiente

Amanece un día mas,  Keldan aun sorprendida por lo ocurrido el día anterior presta más atención a su hija, que hoy se ve más como los primeros días acurrucada en la cama apretando las sabanas y mordiendo la almohada por el dolor, keldan observo el estado del Ki Shinboru al pasar su mano por él, la piel de su hija estaba ardiendo, coge un cubo con agua y un par de toallas, empapando una en el agua comienza a asear a su hija y a secar su sudor, mientras esta en esta tarea su hija Mireyu comienza a habar en sueños

Mireyu: Mama… Radama… Kiyoe-can… Tía… Azumi… están todas aquí

Keldan sonríe al ver que nombra a su familia de forma tranquila y a su amiga, y piensa que hoy sería un día tranquilo, quizás tranquilo para ella y la casa porque para Mireyu será otro día de terror…

Mireyu: ¡Mama, Radama, Kiyoe-chan, Tía, Azumi están todas aquí!

Exclama la joven al ver que su familia y su amiga se encuentran en el campo de entrenamiento, se dirige hacia ellas donde parece que están compartiendo una tarde de merienda y diversión pero algo la hace sentirse extraña es como si no la escucharan que las llama ni que se está acercando, estando solo a unos pasos de su madre, se da cuenta nadie se percata de su presencia es como si no estuviera hay delante de ellas, se sienta en el suelo a escaso un metro de ellas y exclama nuevamente ¡Si es una broma no es gracioso Kiyoe-chan, Azumi, MAMA!

Al ver que ni con esas la escuchaban decide estar en silencio observando la escena, tras un tiempo ven que todas ellas se levantan y se dirige hacia las montañas de Konoha, Mireyu decide seguirlas y van a dar al lugar donde Mireyu pasaba mucho tiempo y donde entreno de niña con su tía, Mireyu se queda en mitad del puente mirando a la cascada donde tanto tiempo paso con su tía entrenando aguantando el peso del agua en su cuerpo, continua siguiéndolas y esta se paran junto a un gran árbol donde a Mireyu la gustaba relajarse bajo o en sus ramas observando en la distancia, las 5 se pusieron en semi circulo junto al árbol y comenzaron a hablar.

Keldan: Gracias a todas por venir hoy, esto significa mucho para mí y sé que para Mireyu también.

Al escuchar su nombre se fue hacia su familia pensando (por fin terminaron la bromita), pero al acercarse mas ve los rostros de su familia surcados por lagrimas, no entiende bien que pasa, mira a su alrededor y se fija que en la sombra del árbol hay una roca enorme se coloca entre la roca y las mujeres y lee a inscripción en la roca que cita así:

Lapida

MireyuのKiサスケshinboruによって消費されるメモリ

(A la memoria de Mireyu Uchiha consumida por Ki shinboru)

La joven al leer esa palabras se queda pálida y girándose hacia su familia dice fuertemente

Mireyu: ¡MAMA, TIA, HERMANAS, AZUMI, NO ESTOY MUERTA ESTOY AQUÍ DELANTE DE VOSOTRAS!...

Mireyu: … AQUÍ DELANTE DE VOSOTRAS!

En ese momento Keldan escucha un ruido enorme proveniente del dormitorio de su hija así como un fuerte chakra, va a toda prisa al dormitorio abriendo la puerta de golpe ve a su hija en la cama los rollos de las estanterías por el suelo algunos de ellos quemados, los cristales de las ventanas rotos, se acerca y examina a su hija comprobando que está bien, respira aliviada al comprobar que su niña está bien, dentro de lo que cabe por que la joven seguía con fiebres y sudoración.

Quinto Día de la Adaptación

Al quito día Mireyu por fin despertó y pudo levantarse de la cama aun, mareada y con algo de fiebre, charla calmadamente, casi sin fuerzas y pálida con su madre, explicándole lo poco que recuerda de las pesadillas sufridas, por su parte Keldan arropa a la joven con una manta dándole un poco de caldo caliente, escuchando atenta a su hija, comienza a entender lo ocurrido estos días atrás, cuando Mireyu la ataco y la fuerte voz que dio el día anterior liberando tanta cantidad de chakra, ayuda a Mireyu a tomar el caldo.

Keldan: ya queda menos hija solo un par de días más y creo que lo peor ya ha podido pasar, pero con el Ki shinboru nunca se sabe.

Mireyu: tengo miedo mama, esos sueños parecían tan reales casi podía notar el aliento de esa criatura según la tenía por el cuello, la cascada donde la tía me entreno, notaba el salpicar del agua y esa agua finita que te da en la cara cuando choca en el final de la cascada.

Keldan: lo sé hija, Karazu no te pondría el sello si no confiara en que lo aguantarías.

Mireyu: supongo…

Terminado el tazón de caldo, Mireyu se recostó en el sillón con la cabeza apoyada en las piernas de su madre y poco a poco volvió a quedarse dormida, cosa que su madre aprovecho para examinar el sello en la espalda de la joven, este parecía más estable, beso a Mireyu en la frente y coloco bajo su cabeza una almohada y continuo con las tareas de la casa siempre pendiente de su hija.

En la tarde, Keldan viendo que su hija no tenía complicaciones, decidió que una visita la vendría bien, asique aprovecho que la joven dormía para ir a konoha a buscas a Azumi la mejor amiga de su hija y que pasaran la tarde juntas.

Una vez en la casa, Azumi se dirige entonces a la sala donde ve a su amiga dormida, la despierta agitando despacio su hombro, “hey Mire tienes visita dormilona” dice Azumi con una sonrisa en su rostro al ver que su amiga abre los ojos, Keldan observa atenta la escena, por si tiene que intervenir, (parece que todo marcha bien) dice para sí.

Keldan: Azumi tengo que salir un momento a comprar algunas cosas que necesito ¿te importa cuidar de Mireyu un rato? no tardare mucho.

Azumi: por supuesto valla tranquila, yo me ocupo de esta enferma

Keldan salió de la casa, dejando a las amigas solas, Azumi termina por despertar a Mireyu, que se pone alegre al ver a su amiga, Azumi se coloca en el sillón dejando que Mireyu repose su cabeza en sus piernas y comienzan a charlar…

Azumi: sabes Mire, se te extraña mucho en Konoha

Mireyu: ¿a si?

Azumi: claro nadie causa tantos líos como tú y los entrenamientos y misiones están aburridos sin que te metas por medio

Mireyu: Baka! (dice mientras se sonríe)

Mientras ambas amigas reían Azumi se percato de algo, deseando que Keldan regrese cuanto antes, se da cuenta de que los ojos de Mireyu se forma el Sharingan en una tonalidad de rojo apagado en vez el tono brillante que suele tener, de pronto Mireyu se retuerce un poco aguantando  un fuerte dolor, que termina en una explosión de chakra tono rojizo que hace volar a Azumi dos metros golpeado con violencia contra la pared de la casa, Azumi nada puedo hacer para evitar tremendo golpe quedando de rodillas en el suelo, la puerta de la casa se abre mientras Mireyu sigue teniendo esas explosiones de chakra, Keldan se percata enseguida de lo que sucede, se agacha para comprobar el estado de Azumi, que no tiene nada grave solo esta aturdida por el golpe, mira fijamente a su hija, activando su Mangakyo Sharingan, tele trasporta a su hija a otro lugar dentro Hanshangan, llevándola a su laboratorio, donde Mireyu fue creada, metiéndola en un cubículo de contención de chakra, hasta que el chakra de su hija vuelva a ser estable.

Lab2

Mientras Mireyu permanece en ese cubículo, keldan atiende a Azumi y la lleva de vuelta a su casa, justo después de dejarla va a su laboratorio a comprobar el estado de su hija, que la ve retorciéndose de dolor estirando todo su cuerpo en cada estallido de chakra, Keldan se acerca al cubículo posando su mano derecha en el observando a su hija.

Keldan:  aguanta hija mía, tienes que superar esto, yo estaré aquí a tu lado

Sexto Día de la adaptación

Sweet

Ambiente

Tras toda la noche y toda la mañana luchando contra esos golpes de chakra que sufría parece que este se estabiliza, Keldan que no se separo de su hija en todo este tiempo, se relaja un poco y abre el cubículo, ayudándola a salir y con ella casi en brazos se tele trasportan de nuevo a su hogar en concreto al dormitorio de la joven, donde Keldan la pone sobre su cama y se dirige a la puerta.

Dia6

Mireyu: mama…

Keldan: dime pequeña

Mireyu: Azumi…

Keldan: ella está bien, no la paso nada, esta en su casa… descansa lo necesitas yo estaré aquí mismo

Al escuchar que no había hecho nada a su amiga y esta se encontraba bien Mireyu cerró sus ojos pasando toda la tarde de ese día sin más problemas que el dolor al que ya se está acostumbrando, por el tiempo que lleva con él y gracias al entrenamiento con su tía aguantando el peso del agua de la cascada y el dolor del agua golpeando en sus hombros y espalda, llegada la noche Keldan entra en el dormitorio para comprobar el estado de la pequeña y llevarla la cena.

Séptimo día de la adaptación

Mireyu pasó la noche tranquila tan solo ese dolor ya normal para ella, despertó pero no tenía fuerzas ni ganas de salir de la cama, por lo ocurrido el día anterior con su amiga, no quería dañar a nadie mejor quedarse acostada en la cama y hay paso toda la mañana, al medio día Keldan entro en el dormitorio.

Keldan: ¿Cómo te encuentras peque?

Mireyu: me encuentro mejor mama, mi chakra parece estable y el dolor ha pasado a ser solo molestias

Keldan: eso está muy bien hija… por qué no sale al jardín un rato, te sentara bien aire fresco y además tus cuervos estarán hambrientos.

Mireyu casi sin ganas sale de su cama y se dirige con paso lento al jardín tomando su ocarina de hueso, para llamar a sus mascotas, una vez en el jardín comienza a tocar, mientras su madre está detrás de ella tarareando la melodía de la ocarina.

Mireyu: valla mama ya te sabes la melodía

Keldan: como para no sabérmela ya, cuantas veces la as tocado desde que tienes a tus mascotas

Mireyu hecha a reír al escuchar a su madre, Keldan al ver reír a su hija en mucho tiempo ríe con ella, mientras los cuervos las rodean, entre las dos los alimentan con pedazos de carne cruda.

De pronto Mireyu se queda como rígida parada en pie frente a su madre, el sello de la pequeña se extiende por todo su cuerpo en un pestañeo para volver a su forma inicial, esto dura 2 segundos, a lo que Keldan se prepara para algún evento como los días anteriores, observa el rostro de su hija donde se dibuja una sonrisa.

Ki shinboru

Mireyu: Mama ya esta, ya ha pasado

Keldan: ……

Mireyu observa a su madre con una mirada dulce y Activa su Sharingan que brilla con un rojo intenso como nunca antes, Keldan abraza orgullosa a su hija.

Keldan: se que lo conseguirías

続け...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.